Open/Close Menu
Web Oficial de la Asociación Española de Afectados por el Cáncer de Pulmón
IV-foro-pulmon

El cáncer de pulmón es el tipo de cáncer más frecuente en todo el mundo. En el año 2012, se diagnosticaron 1.8 millones de nuevos casos, representando el 12.9% del total de enfermedades oncológicas. En España, es la segunda enfermedad oncológica en incidencia en varones por detrás de colorrectal, y la tercera en mujeres después del cáncer de mama y colorrectal, y se estima que más de 26.000 nuevos casos se diagnostican cada año en nuestro país.

El próximo 17 de noviembre se celebra el Día Internacional del Cáncer de Pulmón, y la Asociación Española de Afectados por Cáncer de Pulmón (AEACaP) y Fundación MÁS QUE IDEAS han querido conmemorarlo organizando la cuarta edición del “Foro sobre Cáncer de Pulmón: Retos y soluciones”, un punto de encuentro para pacientes, familiares y profesionales, que ha tenido como propósito dialogar sobre dos temas de gran interés en torno al cáncer de pulmón: qué novedades hay en relación a la inmunoterapia y por qué la alimentación es importante tras el diagnóstico de un cáncer de pulmón

Bernard Gaspar, presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP), ha señalado que, para todas las personas que forman parte esta entidad, tanto pacientes como familiares, “es fundamental que haya un día al año, concretamente el 17 de noviembre, en el que se conmemore esta enfermedad para dotarnos de la visibilidad y de la fuerza que no tenemos en otros meses”. El hecho de que el foco informativo se centre en esta patología, en los avances terapéuticos que se producen, en la necesidad de seguir apostando por la investigación de forma inequívoca y, en definitiva, en que la voz de todos los afectados y afectadas tenga el eco que se merece, nos impulsa a seguir trabajando por y para ellos y ellas a través de iniciativas como el IV Foro sobre Cáncer de Pulmón: Retos y soluciones”.

Teresa Terrén, presidenta de la Fundación MÁS QUE IDEAS, ha indicado durante el encuentro que realizar encuentros de este tipo es importante porque nos permiten dialogar entre pacientes, familiares y profesionales de tú a tú en un clima de confianza. “Las personas que conviven con la enfermedad acceden a información veraz sobre las últimas novedades en los tratamientos y de los recursos que están a su alcance; y los profesionales tienen la oportunidad de escuchar las experiencias de los pacientes, sus inquietudes y las dudas que se plantean es su día a día. Así, profesionales y pacientes juntos, podemos plantear retos reales y soluciones alcanzables que cubran las expectativas de todos”.

Esta iniciativa ha contado con la colaboración de la Academia Española de Nutrición y Dietética (AEND), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), la Asociación para la Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (ICAPEM); Lung Cancer Europe (LuCE), y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); con el patrocinio de Abbvie, Boehringuer Inguelheim, Bristol-Myers Squibb, MSD, Medtronic, Novartis, Pfizer y Takeda.

Inmunoterapia

En la primera mesa de la tarde, que tenía por título “Inmunoterapia. ¿Qué hay de nuevo?”,  han participado Luis Paz-Ares, oncólogo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y representante del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO); María Dolores Lozano, codirectora del Servicio Anatomía Patológica de la Clínica Universitaria de Navarra; José Miguel Sánchez, oncólogo médico del Hospital Universitario La Princesa de Madrid y miembro del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP); y, Bernard Gaspar, presidente de  AEACAP; y, ha sido moderada por Diego Villalón, cofundador de la Fundación MÁS QUE IDEAS.

Gaspar ha afirmado que, a través de sus asociados y asociadas, y también mediante las consultas que le llegan a la asociación, han constatado un interés creciente por los avances que se producen en el tratamiento del cáncer de pulmón. Añadiendo que “hace pocos años, el abanico terapéutico no era demasiado amplio pero, desde hace poco, estamos asistiendo al surgimiento de opciones esperanzadoras como la inmunoterapia y, por ello, porque muchas de las consultas se centran en ella y en la potencialidad real de la misma, hemos querido incluirla en el programa del IV Foro”.

Sánchez, ha indicado que la inmunoterapia consiste en la utilización de agentes que estimulan el sistema inmunitario del propio paciente para que ataquen a las células tumorales. Y ha continuado explicando que, en condiciones normales, “la célula tumoral interacciona con las células del sistema inmunitario, y esta interacción bloquea el reconocimiento de la célula tumoral como extraña al organismo y también la reacción contra ella. Los agentes que utilizamos inhiben este bloqueo y permiten que las células del sistema inmune actúen contra las células del tumor”.

Preguntado Sánchez por las novedades más destacadas en inmunoterapia en el cáncer de pulmón ha afirmado que ha sido la demostración del beneficio de estos tratamientos, tanto en primera línea como en segunda línea en enfermedad avanzada, y este beneficio se ha observado en tratamientos en monoterapia y en combinación con agentes quimioterápicos o con otros agentes inmunoterápicos. Sánchez ha continuado señalando que este enfoque terapéutico consigue un aumento de la supervivencia y de la calidad de vida de los pacientes, ya que los efectos secundarios son tolerables y manejables.

“La revolución de la inmunoterapia ha llegado para quedarse”, ha afirmado también Sánchez, y ha continuado indicando que la mayoría de los pacientes diagnosticados de cáncer de pulmón serán tratados con agentes inmunoterápicos en algún momento de su evolución. “Probablemente la siguiente aportación sea como tratamiento preoperatorio en pacientes con enfermedad localmente avanzada. La investigación es continua y en los próximos años asistiremos al establecimiento de estas terapias en el arsenal del tratamiento del cáncer de pulmón. Aunque todavía nos faltan muchos aspectos por esclarecer, consideramos que la inmunoterapia supone un significativo avance y un motivo de esperanza para nuestros pacientes”.

La alimentación en el cáncer de pulmón

“¿Cómo alimentarnos tras el diagnóstico de un cáncer de pulmón?” ha sido el título de la siguiente mesa de la jornada en la que participaron Javier de Castro, oncólogo médico del Hospital Universitario La Paz de Madrid y representante de la Asociación para la Investigación del Cáncer de Pulmón en Mujeres (ICAPEM); Mª Ángeles Pérez Escutia, oncóloga radioterápica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y representante de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR); Pedro José Robledo Sáenz, nutricionista de MD Anderson Cancer Center Madrid y representante de la Academia Española de Nutrición y Dietética (AEND); y, María José Catalán, paciente con cáncer de pulmón; y que ha sido moderada por Teresa Terrén, presidenta de la Fundación MÁS QUE IDEAS.

Según Pérez Escutia, los trastornos en la nutrición están presentes en muchos pacientes con cáncer pero, en el caso concreto del cáncer de pulmón, debemos tener en consideración que es uno de los tipos que presenta una incidencia más elevada. Pérez Escutia ha insistido en que las causas son variadas, “por una parte las originadas por el propio tumor, como la pérdida de apetito y alteraciones metabólicas, y por otra los efectos secundarios que originan los tratamientos oncológicos tanto sistémicos (quimioterapia, tratamientos biológicos, inmunoterapia), como locorregionales (radioterapia y cirugía) entre los que destacan la mucositis, náuseas o vómitos. Todo ello dificulta enormemente la capacidad de ingesta y de la absorción de nutrientes necesarios, contribuyendo al deterioro nutricional de los pacientes”.

“Evitar la malnutrición es muy importante ya que en la actualidad sabemos, con gran evidencia científica, que está relacionada con un descenso de la supervivencia de los pacientes, una disminución de la tolerancia y beneficio de los tratamientos oncológicos, un empeoramiento de la calidad de vida, un incremento de la estancia hospitalaria y número de reingresos, y por tanto con un incremento del coste sanitario”. Por ello, Pérez Escutia ha añadido que los cuidados nutricionales deben comenzar precozmente, desde el diagnóstico, y continuar a lo largo de toda la enfermedad.

Robledo, ha compartido con los asistentes algunas recomendaciones prácticas para mejorar el estado nutricional de los pacientes con cáncer de pulmón, señalando que estos  presentan  hipoproteinemia (déficit de proteínas) al diagnóstico en un  porcentaje  elevado,  más del 60%, por lo tanto se debe aportar alimentos  proteicos de origen animal y  vegetal  que puedan cubrir este déficit. Por otro lado, según Robledo, los hidratos de carbono no deberían de superar el 40% del total calórico y las grasas no deberán superar el 30-35% del total energético para utilizarlas como fuente energética.

Además, Robledo ha indicado que entre los alimentos que pueden empeorar el estado nutricional se encuentran aquellos que puedan aumentar el reflujo, los que dificultan la deglución –sobre todo en personas mayores (alimentos excesivamente fibrosos y duros)-, los que son cocinados a altas temperaturas porque disminuye su sabor y apetencia, y aquellos que tienen texturas duras porque generan dificultad de ingerir por agotamiento (fatiga) en tránsito y los pacientes los dejan de comer aumentando así su desnutrición.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Horario de Atención Telefónica: Lunes a Jueves de 09:00 a 12:00 y de 17:00 a 20:00  608 717 552