La inmunoterapia se ha convertido en poco tiempo en la gran esperanza en la lucha contra el cáncer. En otras ocasiones, os hemos hablado de cómo nuevos fármacos -como el nivolumab o la inmunoterapia de Roche– ya ofrecen buenos resultados en el tratamiento del cáncer de pulmón.

Ahora, los últimos estudios presentados en el congreso de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), demuestran que la inmunoterapia ha logrado ir un paso más allá. Por primera vez en la historia, se han logrado resultados de control a largo plazo en tumores en fase mestastásica.

De acuerdo con la presidenta del ASCO, Julie M.Vose, se trata de un avance de suma importancia, puesto que permite que “muchos pacientes continúen en fase de remisión al cabo de cuatro o cinco años, en enfermedades en las que no se esperaban resultados”. En concreto, hablamos de los fármacos dirigidos contra las proteínas PD-1 y PD-L1, ambas causantes de frenar al sistema inmunológico frente al cáncer.

No obstante, apunta el presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica, quitar “el freno al freno PD-1 y PD-L1” es solo una vía de actuación, la “punta del iceberg” de todo el potencial que presenta la inmunoterapia. El siguiente paso, explica, es descubrir por qué unos pacientes responden a los tratamientos y por qué otros no.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Horario de Atención Telefónica: Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 608 717 552